La Selección Española de Futbol Sala subcampeona de Europa.

Sólo un doble-penalti a menos de un minuto para el final de la prórroga ha privado a España de un título que ha merecido llevarse. “Mi mejor jugador es el equipo” afirmaba el seleccionador español antes de la gran final y la máxima la ha mantenido hasta las últimas consecuencias una selección que se ha ganado el derecho a entrar en la historia de nuestro deporte luchando hasta la extenuación en su novena finalísima continental.